lunes, 19 de abril de 2010

Lugar de naufragos





Esa concavidad que te tienes
Y que llevas dentro tuyo
Y a la vez te lleva
Que es capullo,
y otras veces es flor,
Que con su contento te perfuma
Castaña de almendro,
Alimento de entusiasmos.
Es toda de ti , y es parte de tu contento
y es que en ella recreas la mulplicidad y el gozo

¿Como no besar su entrega?
Desear, esas gracias que llevas
De ser, principio y la vez final de todos.
Recipiente de peces,
Agua de cristales
Razón de los locos
Claridad, para quien bien te mira.

De ser sol, a la vez estrella
Luz en pleno día
Deseo y latidos.
Y yo pequeño recipiente vació.
Tu luna.
¿Como no confundirme, lo que me perteneces?
Y que en ti se haya
todo lo que me falta.
Todo lo que la creación ha escondido
En sus minerales, en la tierra y en las plantas.

Y mi alma a veces ciega
Pequeña guarida de sueños inconclusos
Siente celos, de la arenilla que encuentras
En tus dedos del pedregullo de tu terruño
La atención que tus ojos le dispensan
En tu mirada con que se acicalan tus pestañas
Y no hallaría en este espacio
que tienen los días
mayor alegría ni tesoro inaudito
Que ocupar ese lugar de naufrago
Que tiene en tu cuerpo el deseo.





Meditation from Thais - gheorghe zamfir

1 comentario:

CAS dijo...

"alimentos de entusiasmos"
todo dicho!
saludo tu poesía, poeta.