lunes, 4 de mayo de 2009

Dios de pan

Con los árboles y unos encuentros
Hicimos una plaza
Sobre su banco
Descansamos de nuestros sueños
Paisaje de ciudad antigua
Sin sus anhelos
Que se los llevo la fiebre
Mientras soñaba con el siglo nuevo
Es alta la ciudad nueva
Irrespetuosa demanda admiración
Más que fortuna
Son ventanales de estrellas
Donde se oculta la luna
Castillos naipes desvelan sus sueños
De lo más alto
El hombre siente dueño
En sus templos de nubes
Descansa el deseo de ser eterno
Dios de pan
Hombres de carne y huesos
Luce entretenida la luna
Entre la musica y vahído del parque
Se aletarga suspendida en su paseo nocturno
Hay una fronda oscura que permanece salvaje
Donde se ocultan las estrellas
Cuando se desprende del cielo
Yo que retrato los vientos
De los caminos no soy dueño
Soy solo este atisbo
Cuando soy parte del tiempo

1 comentario:

eduprecidente (con c ) dijo...

"Dios de pan"un Dios que quiere ser alimento , espíritu, no templo, que lastima que no temgo mas tiempo para seguir escribiendo , no ser eterno en esta ansia.