martes, 7 de abril de 2009

Todos vamos o volvemos

Todos vamos o volvemos
En cada una de mis palabras
Hay una de tus palabras
En cada lamento hallo tu consuelo
En la luz de un bar
No es lo mismo que estar
Bajo techo de las estrellas
Mientras tu me hablas, veo el mismo cielo
No noto la diferencia
De a rato me distraigo
Contando los lunares de tu rostro
Y me sorprendo mirándome en tus ojos
Que me fulmine un rayo si no estoy soñando
Eh vuelto al mismo cielo a contarle lo soñado
Para que me envidien las estrellas
Para que el mar se vuelva bravío
Como un moderno Prometeo
Nuevamente el fuego
A los Dioses se lo he robado.

1 comentario:

eduprecidente (con c ) dijo...

Todos vamos o volvemos, alguna vez de ese camino, el de las emociones y el de los sentimientos y sentirlo como propio, y no sorprenderse, porque a veces a la realidad se le escapan algunos sueños.