jueves, 2 de abril de 2009

Ríndete

Ríndete, porque ninguna guerra te pertenece
Y en todas las guerras las muertes son propias
Ríndete si tu oficio es el de llevar la muerte
Ríndete, si vas a usar un arma
Deja la muerte, porque ellas te quita la vida
Ríndete, si tu uniforme, te ves diferente
Pon la otra mejilla
Porque los golpes no te harán distinto
Ríndete, si tu bandera la llevan otros
Resiste la guerra, no escuches, al odio
Si el triunfo, es bañarse con sangre
No pelees con tu sombra
En batallas mal pagas
Por asesinos contratistas
Que el odio no te quite los ojos
Ríndete, si ganar es pelear con tus iguales
Ríndete, si en eso salva tu vida
Ríndete, no creas en las palabras
Porque estas no te harán cobarde
Ríndete porque ganar no es asesinar
Gana el que vence sus miedos
Ríndete, Porque te quiero vivo
Con tus sueños
En el camino
No en la destrucción de los pueblos
Que son las guerras
Se valiente resiste a la oscuridad
Sin arma, ni uniformes
Resiste en tu sitio en tu lugar, que es el amor
Encuentra ese lugar donde resistir
Los embates de la muerte.


5 comentarios:

eduprecidente (con c ) dijo...

Ríndete, hoy me levante, sin ganas de pelar, por causas perdidas, por batallas mal pagas, que nada, vale, si en eso se te va la vida, tus sueños y te quitan el amor.

La Maga dijo...

precioso post Edu,a uno despues de leerlo le sube la sangre llena de fuerza.abrazos

eduprecidente (con c ) dijo...

Maga: esa es mi intención, jugar con las palabras, con su significado, con su tonalidad, como si fuesen rastris, construir castillos y sentir el vértigo, de subirse lo mas alto del mundo. una reverencia.

entreprincipesyrevolucionarios.blogspot.com/ dijo...

Lo de los rastis me suena, sabes lo que pienso, de todas formas maravillasamente uso de la retorica

Besos Esmeralda

eduprecidente (con c ) dijo...

Esmeralda: me intriga, ese amor socialista, eso visión de compartir los rastis, multiplicar el juego, esa capacidad de dirigir creativamente, desde chico , uno no cambia, que bueno sentir, que uno sigue jugando no ya con los mismo rastis, pero si con los mismo anhelos.
Besos
Edu