miércoles, 8 de abril de 2009

Cuando yo hablo, truena el silencio

Cuando me dicen negro
Lo soy
Cuando me llaman villero
Lo soy
Cuando me dicen vago
Lo soy
Siempre soy
Cuando hay un mandato
Cuando hay una orden
Cuando hay alguien que manda
Yo obedezco
Por eso la gente me teme
Temen que un día no haya una orden
No haya un mandato
No haya un poder
Un voz fuera de nosotros
Quedarnos solos
Por eso que me temen
Temen, mi presencia
Porque cuando yo hablo
Truena el silencio
Temen ser ustedes
Nombrase, por su propia voz
De mirar al cielo con sus propio ojos
De llamarse por sus propios nombres
No por sus títulos, ni sus obigaciones
Que alguien los reconozca
Por sus verdades
De caminar junto a los otros
Porque así lo desean
Tienen miedo de que yo hable
¿Me temes hombre?
¡Silencio! ¡Voy hablar!
Yo soy tu conciencia
Tu dolor
tu enajenacion
Tu propia muerte

1 comentario:

eduprecidente (con c ) dijo...

Cuando yo hablo, truena el silencio: cuando se oye la verdad es cuando mas se escucha los silencio, y sentimos el infinito, mas cerca de nuestro, no habrá mayor verdad que nuestra propia muerte, de esa verdad nadie puede escapar, y la muerte que sentimos como propia es el peor de los dolores, porque desearíamos que fuese nuestra , pero no lo es, si la sentimos como nuestra propia muerte, pero no es la verdadera.