domingo, 26 de abril de 2009

Cuando quise

Cuando quise
Fui poderoso
Más grande que cualquier torre
Mis pasos fueron de gigante
Mis pies eran eternos
Mi mirada abarcaba el horizonte
Mi aliento fue un viento
Generosos como cientos de guerreros
Aguerrido como el hambre
Más liviano que el aire
Cuando quise fui todo
Cuando dude
Fui nada más que un hombre
Temblé como una hoja
Llore como un niño
Me lamente como una madre
Pero suelo volver desde el suelo
Como una semilla brota en árbol.

3 comentarios:

eduprecidente (con c ) dijo...

"Cuando quise":No por nada el cielo esta tan lejos del suelo, como el hombre de sus anhelos.

entreprincipesyrevolucionarios.blogspot.com/ dijo...

Edu. mmm? Me permito disentir una vez más, si cuando quisiste fuiste viento.
Creo que es una ilusión óptica la distancia que nombras.
Así como es producto de nuestros propios limites la concreción de nuestros anhelos.

Besos de ir detrás de lo que se busca y aspira.

Esmeralda

eduprecidente (con c ) dijo...

Esmeralda: Esta en toda la sabiduría, resplandece como un candil en la oscuridad, eres un grillo en el silencio, me obnubila con tu saber, que mas puedo decir, que el sol no haya iluminado en sus horas, es verdad, de seguro me parecería una ilusión óptica, cuando te vi, por vez primera y no hubiese dado créditos a mis ojos, si mis oídos no te hubiesen escuchado, si mis labios no te hubiesen besado, si tu perfume no lo hubiese sentido hubiese creído que eras un producto de mi ensueño, mas que de la realidad, soñada.
Besos de ir al lado de que encontré y aspiro.
Edu