miércoles, 28 de enero de 2009

Amigos

Si sus ojos
No me dan la elocuencia
No me dan la alegría
¡Amigos!
Tengo un pozo y una pala
Entiérrenme
Porque estaré muerto
Entiérrenme
Sin marca ni epitafio
Que mi cadáver se confunda
Con el paisaje
Que ya seré pasto
Canto en la primavera
Y si no es así
Si Todavía conservo la elocuencia
Y la alegría
Del más maravillosos néctar
Que jamás en la vida
Haya bebido hombre alguno
No me busquéis entre los que no viven
Y ya me verán en sus ojos
Y en su talle
Paseando con la mujer más bella
De los brazos, de mi amiga la poesía.

6 comentarios:

entreprincipesyrevolucionarios dijo...

Hola Buenos Dias ! Parece que no llovio, pero han soplado vientos de cambios por esta pagina...
Esta bella y bueno tus palabras querido Edu son incomensurablemente entrañables en el trascender de los dias!!!!!!!!!
Es lindo llegar y tener la heladera colmada de vos!
Estamos en contact sol!!!
Besotes y felicitaciones por esta nueva imagen me gusto muchisimo!

alas dijo...

me gustan las zapatillas colgando...

eso que dices sobre enterrarse sin epitafio...me gusta, que se confunda con el paisaje...es bonito

un beso

eduprecidente (con c ) dijo...

Esmeralda, no llovió, pero los fuentones que se sacan para juntar agua llovida, están llenos de agua y felicidad que me da poder leerte otra vez y saber que llegaste bien, y con nuevas historias, y paisajes.
besos inexprecivos,

eduprecidente (con c ) dijo...

Alas, cuando mas soberbio es el hombre mas oculta la muerte, y se la oculta tanto, que es incomoda hablar de ella, yo no entiendo porque a la muerte se la oculta en los cementerio, a los enfermos en hospitales, a los ansíanos, en geriátricos y a los presos, en cárceles, si todos pudiéramos estar en un parque.
besos

Juan Jose Curicama dijo...

ODISEA DE UN AMOR NEFASTO

eduprecidente (con c ) dijo...

Juan, te equivocas, el amor nunca puede ser nefasto,
solo los hombres lo somos, que se nos a dado el don de la vida,
y vivimos en el dolor y el miedo, buscando la muerte.
Un saludo.