viernes, 2 de diciembre de 2016

El peor ciego




El ciego no quiere ver
     /no quiere escuchar
Repite todo el tiempo
     /un nombre
 Tan inteligible
    /como un mantra.


lunes, 28 de noviembre de 2016

Era tan hermosa




    Era tan hermosa
que parecía un animalito
Esos que había visto en los dibujos
   /un animal de otro planeta
esos que tragan a un hombre, de un bocado
¿Cómo se llama? le pregunto el niño a la mujer
Pupi, le dijo la mujer
  /por decir un nombre
pupi, dijo el niño
   /para escucharlo
para dar crédito
  /a lo que había oído
Le gusto ese nombre
   /que al principio era solo
dos sonidos traídos al azar
   /algo que se escucha
pero no se tienen palabras  para describir
o se ve y no se entiende todavía
podría tener algo tan parecido al goce
En la boca, como un caramelo
    /un adjetivo, un algo, con tantos significados
y el niño y pupi, se hicieron amigos
   /jugaban y se extrañaban si no se veían
todos los días o una o dos veces por semana
Si el niño veía la mujer en la casa
    /se acercaba hasta el alambrado
pasando su mentón sobre el cerco
   /le llamaba, para preguntarle
si lo dejaba jugar con pupi
    /y la mujer porque era un niño
o porque lo necesitaba para unos mandados
o porque ella también había sido niña alguna vez
o porque pupi no tenía muchos amigos
La mujer, le decía que pase
y se tiraba a lo ancho de un sillón
Hojeaba una revista de moda
O se dejaba caer sobre una alfombra
   /un tapizado descuidado
si quería estar más cerca del suelo
    /de los que juegan
Mientras escuchaba la radio
o miraba la novela de las dos de la tarde
dejaba caer su deshabillè
o abría su salto de cama
bien a lo ancho hasta cubrir
las ultimas felonías del sillón
para que el niño jugara con pupi



lunes, 21 de noviembre de 2016

Los lunes



Los lunes
cuando iba a la escuela
   /al llegar los viernes había compañeros
Que no se habían ido todavía de la escuela
   /pero ya extrañaban las horas de clases
El timbre de los recreos, la algarabía por estudiar
   /porque los fines de semana
Decían ellos, se aburrían en su casa
   /al llegar los viernes
Extrañaban los lunes
y pasaban los fines de semanas
   /mirando las horas, pensando en volver
Aunque tenían deberes, marañas de tareas
   /para continuar ocupados
Era la misma escuela lo que extrañaban
    /los pasillos, sus aulas
el ámbito, los muebles, las clases, sus horarios
El espíritu solemne de los profesores, los perfumes
    /pocos delicados de las maestras
Las cremas, ungüento, el exceso de maquillajes
Sus voces estridentes
Sus gestos ampulosos, sus apellidos
  /de marqueses, condes, sus escudos nobiliarios
Eso lo que no voy a entender nunca
   /¡Jamás!, porque extrañamos aquello
que nos hace mal.



viernes, 18 de noviembre de 2016

Que difícil es olvidarte




Que difícil es olvidarte
Parecía fácil
Caminar, caminar
    /sin mirar atrás
Quizás porque no he caminado
   /lo suficiente
Permanezco en mismo lugar
Quizás, porque no ha vuelto amanecer
el mundo me parece igual.