domingo, 26 de junio de 2016

Ayer compre manzanas, regaladas



Ayer compre manzanas
Regaladas
Al principio desconfíe
Como lo primero, que nos enseñan
En una ciudad es a desconfiar
De una manzana regalada
No tanto de un caballo
Salvo, en Grecia que allí desconfían de todo
Como era un niño el que me las ofrecía
A un módico precio
No desconfíe tanto
Ni en el posible hechizos, ni que tuviesen envenenadas
O el hecho de ser manzanas podridas
O muy pasadas
O contengan sabor a insecticida
A la postre, resultaron ser
Manzanas muy ricas
Un poco cara sucia, pero muy dulces
Como las recién sacadas de una planta
¿Ay, como será la mujer que es hermosa?
Que nos colma, con una mirada
Las que tienen sonrisa clara
¿Serán tan así?
O serán amargas, insípidas
Como las frutas que son caras
Que sirven solamente
Para presumir, en una frutera
¿Serán tan así?
O el llanto de un niño
No se colma
Ni con el más jugoso de los dulces.






lunes, 13 de junio de 2016

Manos frías



Amor de un día
Mis manos se congelan
Con este frío
Quisiera tener un gabán
Donde esconderlas
Para que no las encuentre el viento
Mis manos se entumecen
Se sienten solas
Se marchitan
Como las hojas de un árbol, en otoño
“No vengas que no va haber clases “
Extraño tus manos bajo el pupitre
Manos calientes, amor para siempre.





miércoles, 8 de junio de 2016

El muertito



El muertito
Aunque son mucho lo que dicen
Que nunca nació con vida
Que hicieron lo imposible
Para reanimarlo
Hasta le dieron un chirlo
Pero el nunca mostró sentimientos
Una terquedad por no nacer
Que asombro a parteras y médicos
Aunque hubo progresos
A temprana edad, reconocía a sus padres
De los muebles de una casa
Los objetos, de lo inanimado
Hablaba con los espejos
como si en ellos habitaran, seres extraños
Visitas esporádicas, gente de la misma cofradía
Permanecía en el suelo, días, horas
Juntando telas de arañas, cáscara de insectos, hojas secas
Lo corrían a escobazo, o le pasaban un trapo húmedo
Para que se levantara, pero el volvía a instalarse
Como volvía la tierra, y el polvo
Fue a la escuela, como todos los niños
Lo llevaban y lo traían
Pero nunca aprendió a leer
Se aprendía los libros de memoria, repetía como un loro
Como un disco rayado
No diferenciaba unos." Buenos días alumnos", de una lección.
No le entraba en la cabeza que quería decir “buenos días”
Pero por eso no lo aplazaron
Creció, como crecen los pelos y las uñas de los pies
Sus trabajos fueron oscuros, húmedos
Se quedaba en los rincones hasta que pasaban las horas
Luego volvía a su casa para continuar estando muerto
Hasta que consiguió un trabajo en una funeraria
Eso fue un tiempo de redención para su animo
Nunca lo vieron tan vivas, locuaz, trabajando
No se iba hasta que el últimos de los muerto se fuera
Con su beneplácito, lo despedía como si fuera
El ultimo cliente de un bar, con su última borrachera
Aunque en vida no conoció a nadie
Fueron pocos los que lo frecuentaban
A los muertos el decía conocerlos a todos
Se acercaba a sus féretros para hablarles
Como si los conociera
¿Que te paso?, o ¿que te hicieron?
…Es la vida…
Aunque los muerto no le hablaban
El continuaba una conversación tan prolifera, como empática
Hasta que un buen día por el cansancio
O Por su mala alimentación
Porque stréss nunca tubo, como fiebre alta
Se quedo dormido al lado de un cajón sin nadie
Hay nomás, lo velaron, y el mismo día se le dio entierro.




lunes, 6 de junio de 2016

Nociones básicas de geografía




Nociones básicas de geografía
El universo no halla límites
Se expande día a día
Su centro, es donde te hallo
Tus manos sostienen al mundo
Tus manos giran alredor tuyo
Su elipse son trescientos sesenta y cinco días
Es un año para el mundo
Madrugar, es levantarse ante que nombres a las cosas
La mañana es tu despertar
Procurar tu agrado, es mi cenit
Cuando tú te vas, es para mí la noche
Tus recuerdos. Son mis estrellas.




viernes, 3 de junio de 2016

Me preguntan que hacemos todas las tardes





Me preguntan que hacemos todas las tardes
Si rezamos, o somos una unidad básica
O un club de barrio
Pues de afuera el tinglado
Todo se parece
No hemos puesto un cartel, para publicitarlo
Por las tardes después del colegio
Cuando ya habíamos hecho nuestra tareas
O en vacaciones
Cuando las tardes se codean con la noche
Jugamos a tomar el te
Con tasas de plástico
Con delicias, tortas, que no existían
Con besos de mentira
En el cuarto de costura
Con maniquís olvidados
Confeccionábamos nuestros abrazos
En piso de madera
Fuimos contados como pocos
Son los días de la semana
Hasta que se corrió la voz
Nuestro secreto se nos hizo un fuego
En nuestras bocas
Y alguien hizo saber lo bien que lo pasábamos
Los días y las horas en que jugábamos, despues éramos tantos
Que con los años
Compramos, ese cuarto y las dos casas
Que estaban al lado
Lo techamos con un tinglado
Le pusimos un balcón, para que mire al populacho
Seguimos juntándonos. Aunque nos llovieran invitados
Duendes de yeso, pintados a manos
Sin las ropas no sabíamos de donde éramos
Éramos muchos, tantos, otros días
Pocos, que extrañábamos
Impuntuales, a horario
Para tomar el te que no existía
No hay cuartos
Solo el piso y arriba en lo alto, el techo
Con sus luces y su sombras
Y nuestras imaginaciones allá abajo
Algunas telas que no se usaron
Que despropósito por no crecer
De no comprar cubiertos de veras