jueves, 14 de mayo de 2009

Tardíamente

Cipreses azules
Se asoman en el horizonte dormido
La tarde se nombra de estrellas
Son flecos urgentes
Las bandadas de renegridos
Que regresan desde el día
Aromas de alfalfa
Lejanos graznidos
Que misterio es el sueño
Que vuelven con la noche
Cuando nos haya dormido.


1 comentario:

eduprecidente (con c ) dijo...

"Tardíamente" Se presenta la noche, y nos habla con su misterio.