sábado, 21 de febrero de 2009

De grillos y pianos

Con una palabra
Escribo tu nombre
Con mil emociones lo siento vivo
Lo veo bailar entre las cosa
En ella revivir lo vivido
Escucho cada voz
Y por su verdad las distingo
No miento si digo que estoy vivo
Pero más vivo me siento
Si me descubro en tu aliento
El piano es un alma grande
La flauta, es el alma de un grillo
Mi alma es el alma de un grillo
Que canta como un piano.
Puedes lastimarme con tu olvido
Pero nunca callaras mi canto.

2 comentarios:

entreprincipesyrevolucionarios dijo...

Eduardo: No hay olvido que te alcance, aunque entiendo que puedan dolor palabras ausentes, melodias inconclusas.
Piensas que alguien desearia dejar de oir la melodia de un grillo o acallar el compromiso de la musica que se comparte.
Yo lo dudo muchisimo.

Besos con oidos abiertos de par en par.

Esmeralda

eduprecidente (con c ) dijo...

Esmeralda, es mi alma de grillo, de a ratos insignificante , vos sabes como son las almas de los grillos, cuando uno los deja solo en la casa, ves, ahora anda por el patio, sonriéndole al viento, saludando a los árboles, mirando el cielo, con los ojos extraviados.
Besos de alma a alma.
Edu